Seguro de decesos en tiempos de covid

El fallecimiento por pandemia es una de las exclusiones de los seguros de decesos. Sin embargo, las aseguradoras han mantenido durante la crisis mundial provocada por el COVID-19 la prestación de servicios. Por decisión propia, las compañías no están aplicando la exclusión de pandemia/epidemia que figura normalmente en las condiciones generales de decesos cubriendo los fallecimientos a consecuencia del coronavirus.

La incertidumbre general provocada por la pandemia también ha disparado el interés de compra de  este tipo de seguros. En este post os explicamos algunas de las cosas a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de decesos. En primer lugar informar que hay 2 formas de contratar este seguro. Otro factor importante que determina el precio del seguro de decesos es el tipo de prima que se contrate.

PRIMA MIXTA o NATURAL

Con esta modalidad, la cuota anual sube cada año en función de la edad, por lo que los primeros años de la póliza en el caso de personas jóvenes se paga muy poco y conforme uno se hace más mayor se va pagando más.  A partir de los 65 años aproximadamente la prima sube bastante.

PRIMA NIVELADA

La cuota anual crece de forma constante y la subida se aplica sobre la cuota inicial. Durante los primeros años se paga un poco más para así pagar menos a partir de la jubilación.

Otra duda que siempre surge a la hora de contratar un seguro de decesos es si se puede cambiar de una compañía a otra porque se pierde antigüedad. En este sentido hay que explicar que la antigüedad no sirve para nada y que además si el cliente cambia de aseguradora no pierde ningún derecho. El seguro de decesos te da cobertura desde el momento de la contratación en el caso que el asegurado cambie de compañía y haya continuidad entre ambos seguros. En un seguro de decesos las garantías se aplican transcurridos veinte días desde la fecha de efecto del seguro, salvo que ocurra por accidente.

La función del seguro de decesos es cubrir los gastos de sepelio en el momento del fallecimiento de una persona. Garantizar el pago del funeral, traslado al tanatorio, ataúd, coronas, entierro o incineración, coche fúnebre, servicios religiosos, esquelas…. y lo más importante, ayudar a la familia en un momento tan difícil en toda la gestión de trámites que conlleva la muerte de un ser querido.

No Comments

Post A Comment